14 agosto 2015

Mick Jagger y sus caprichos millonarios

Truman Capote siempre decía que Mick Jagger era el hijo exquisito de los caprichos millonarios. En la mañana del día de Navidad del año pasado, el cantante de Rolling Stones recibe una llamada de su colega y amigo Dave Stewart, que se encuentra en su casa de Lime Hall, en St. Ann's Bay, en Jamaica. Dave, que hasta hace poco era el compositor de Eurythmics, le ha producido dos álbumes a Jagger.

«Mick, Mick, por favor, se me ha iluminado la imaginación. He escuchado el principio de la nueva música. Es la artista total. Se llama Nadirah X y es revolucionaria. Una increíble mezcla de rock, reggae, música hindú e incluso rap. Podíamos hacer un grupo con todos ese elementos. Sería maravilloso».

Jagger, que se encuentra en las Barbados, en su segunda casa, en la isla Mustique y que todavía tiene que digerir los sapos que se ha tragado por las memorias de su amigo de la infancia, Keith Richards, asume la idea y le dice a Dave que tienen que verse a la vuelta de las vacaciones, ya en Los Ángeles.

Dave Stewart tiene claros los componentes de ese grupo. Llama primero a Joss Stone, con la que habían trabajado él y Mick, en la banda sonora del remake de la película Alfie. Cerca de su casa vive Damian Marley, el hijo que Bob tuvo con Cindy, la ex miss mundo. Y llama también a A. R. Rahman, el magnífico músico que ganó dos Oscar por su música en Slumdog Millonaire. Le conoce porque están trabajando en una banda sonora del musical de Ghost.

Dave le pide a Mick un nombre que trate de homogenizar semejante disparate de estilos. Mick recuerda una frase que Mohammed Alí, o Cassius Clay, repetía mucho: Superheavy. Dave dice que es un sensacional nombre.

Dieciocho meses después, tras grabar en Los Ángeles, Chipre, Bombay, Londres y Miami, la agencia Creative Artists logra un contrato con Universal Republic, el sello de Enrique Iglesias, Eddie Vedder y también del nuevo rey del dubstep, James Blake. Superheavy es oficial. El álbum contiene 18 canciones de las 22 que se habían paseado por las distintas compañías discográficas. Se publicará en septiembre. Presumiblemente, tendrá el nombre de Fusion. El primer tema estrella es Miracle worker, una canción con vídeo incluido, que se había hecho meses antes. Jagger confía mucho en esta canción. «Lo mejor de lo mejor dentro del anacronismo; me encanta».

Y recuerda, en recientes declaraciones, que no estaba muy seguro de que todo aquel galimatías pudiera funcionar. Al segundo día de tocar los cinco miembros juntos, como en los viejos tiempos, se produce la magia con una jam session que duró más de 25 minutos en la enorme sala de los viejos estudios de Charles Chaplin, los legendarios Henson. Mick pudo comprobar que su voz encajaba con la de Joss Stone y con la de Damian Marley. Se dio cuenta de que esa locura podía funcionar. De aquella jam de casi media hora ha quedado una preciosa canción de seis minutos.

El estilo de música hindú sinfónica de A. R. Rahman ha conseguido que el propio Mick cante en urdu, el idioma de Mumbay. El tema es maravilloso y se llama Satyameva Jayate, que significa: la verdad, sola, gana.

Casi la totalidad de los 18 temas oficiales tienen como protagonista a la sección rítmica de Marley. Es decir, Siah Core, al bajo, y Courtney Diedrick, a la batería.

La mayoría de los recordings de voz de Mick Jagger y Joss Stone se han grabado en Hollywood, en los estudios Weapons of Mass Entertaiment, propiedad de Dave Stewart, con el ingeniero Ned Douglas. Las mezclas se acabaron a finales del mes de mayo, con Mick Jagger muy involucrado y con el fenomenal Chris Lord Alge como responsable. Chris es, probablemente, el mejor ingeniero de mezclas del mundo.

El logo de Superheavy es la cabeza de un león, que puede recordar al león de Judah de los rastafaris. Es otra idea de Jagger. Pero es que naturalmente él es Leo como signo zodiacal y también utilizó el cuerpo de un león en la portada de uno de los últimos albumes de los Rolling Stones, Bridges to Babylon.

Pero lo que no ha logrado Dave Stewart, el verdadero impulsor de este capricho de millonarios, es que Mick Jagger pruebe uno de sus famosos cóctels de Martini, a pesar de que el viejo líder de Eurythmics puede presumir de ser uno de los mejores amigos de Mick, desde que eran vecinos en la Costa Azul francesa, en los años 80.

Pero, ¿qué será Superheavy? Quizás otra extravagancia de esos volátiles millonarios a los que Truman Capote se refería como música para camaleones.

No hay comentarios:

Publicar un comentario