13 septiembre 2014

El chino ya es el segundo idioma en ser estudiado

Aquí tenéis a los quince alumnos que han venido de Tianjin. Les podéis preguntar en español, porque os van a responder sin problemas... La sentencia es de Sacramento Portero, directora del Instituto Núñez de Arce, el único centro educativo de Castilla y León y uno de los pocos de España que han abrazado el chino mandarín como segundo idioma.

Portero es veterana en el puesto de directora -lleva 16 años en el cargo- pero aún le quedan motivos para emocionarse. Desde ayer saborea la realidad de pilotar un centro educativo pionero en la Comunidad en su idioma optativo y que, además, está afianzando sólidos vínculos con China, con la devolución del intercambio que cursaron doce alumnos del instituto el pasado mes de octubre al Tianjin Foreign Languages School, en el norte de China.

El idilio del liceo de la plaza de Poniente con el idioma de Confucio se remonta a 2007, aunque su verdadera explosión se ha producido en este curso académico. Hasta la fecha se habían realizado ya tres jornadas de la cultura china, pero nunca un intercambio en toda regla, con 15 alumnos de entre 13 y 16 años residiendo en los domicilios familiares

El IES 'Núñez de Arce' recibió en primavera de 2007 la propuesta de la Junta de Castilla y León de impartir chino como segundo idioma optativo durante el ciclo de la ESO. Fue decirlo y los padres y el centro se zambulleron de lleno en el mandarín. Seis cursos después, presumen de haber ampliado el ciclo -ahora reciben clases los alumnos de primero a cuarto de la ESO y primero y segundo de Bachillerato- y cuentan ya con 97 aplicados estudiantes entregados a descifrar los caprichosos ideogramas de la lengua milenaria.

Asegura Portero que el aprendizaje del chino «engancha» a pesar de su indudable dificultad, aunque tiene a favor que es un idioma que, en el futuro, «puede ser una puerta laboral». «Hemos recibido un e- mail de la Embajada española en Pekín en la que felicita a la Junta por impartir el idioma y por el intercambio. Nuestros alumnos están muy contentos y para el instituto es un motivo de prestigio», asegura la directora.

El tirón del español es china es recíproco. Los quince alumnos que el pasado sábado llegaron desde Tianjin (cuarta población de China, con 13 millones de habitantes) confesaron que aún siendo una lengua optativa, la eligen por la «fascinación» que existe en su país por España y porque, al fin y a la postre, es el tercer idioma del mundo.

«Lo que es común en todos ellos es que son muy trabajadores y muy prácticos, tienen muy interiorizado el sentido jerárquico, por lo que respetan mucho a la figura del profesor, y son de aprovechar más el tiempo. Allí el recreo lo emplean en hacer gimnasia con el profesor para cultivar el cuerpo», asegura Portero, quien conoció de cerca la disciplina del país cuando pasó los doce días de intercambio de octubre en una especie de internado.

A lo dicho por la directora habría que añadir que son enormemente agradecidos. De entrada, valoran el tamaño medio de la ciudad, su patrimonio histórico y hasta la ¡climatología! Aunque cueste creerlo, para los de Tianjin, que no se apea de los menos diez grados en invierno, esto es como el Caribe. A Zhang Ruiwen le conmovió un detalle de animales en libertad. «He visto pavos reales en el Campo Grande... En mi país no pasa. Todos están siempre en jaula», se lamentó.

De los quince, todos menos una chica (merengue) son del F.C. Barcelona. Uno de ellos, que idolatra a Messi, llegó al Núñez de Arce con el chandal culé. De español, la mayoría anda bien e incluso muy bien. Este diario dio fe con la respuesta de Zhang (16 años y solo tres estudiando español optativo) cuando le preguntó por lo que había visto: «Perdóneme si no recuerdo más, pero es que soy muy olvidadiza».

No hay comentarios:

Publicar un comentario