24 diciembre 2011

No recomiendan a los olímpicos comer hígado.

El caso Contador, pendiente del fallo del TAS, encontró ayer un nuevo apoyo, enormemente significativo. Por primera vez una institución europea, la Agencia de Control de la Alimentación Británica (FSA), reconoció el riesgo de contaminarse por clembuterol a través de la carne.

La FSA se pronunció a petición de la Agencia Antidopaje del país que organizará en verano los Juegos Olímpicos y recalcó que, a pesar de los esfuerzos por controlar la carne que se produce en Gran Bretaña y la que se importa "los atletas olímpicos deberían tener cuidado con el consumo de grandes cantidades de hígado". Y añade: "La FSA no descarta la posibilidad de que si se consume una pieza grande de hígado que contenga clembuterol dentro de los límites permitidos, la orina recolectada poco después de la ingesta pudiese arrojar niveles detectables de clembuterol".

El informe añade que el resultado puede depender de muchos factores como la cantidad ingerida, el tiempo transcurrido entre el control y la comida y los métodos de análisis practicados. Además, recuerda el escrito, que aunque su uso en el ganado está prohibido en la Unión Europea, sí está permitido, con prescripción veterinaria, para determinados usos terapeúticos como enfermedades respiratorias en caballos y relajantes musculares en ganado en estado de gestación.

Lo significativo del informe de la agencia británica es que hasta ahora la posibilidad de contaminación con clembuterol por carne, hipótesis aceptada por la Agencia Mundial Antidopaje este otoño por primera vez, sólo hacía alusión a países como China o México, donde, se supone, el engorde del ganado con clembuterol es una práctica extendida.

Ésa fue la razón por la que la Federación Mexicana de Fútbol exculpó a los cinco componentes de la selección sub 17 que dieron positivo con este broncodilatador, que también favorece la reducción de la grasa. La FIFA informó de que más de 100 jugadores habían registrado restos de clembuterol durante la disputa de la Copa de Oro sub 17 en el país centroamericano.

La Agencia Mundial Antidopaje tampoco hizo uso de la posibilidad de apelar ante organismos superiores cuando el ciclista danés Philip Nielsen, que dio positivo por clembuterol en la Vuelta a México de 2010 y la Federación danesa de Ciclismo no le sancionó por considerar que había sido de manera involuntaria. Simplemente se limitó a reconocer que "México tenía un serio problema de salud que hemos remitido con urgencia al gobierno de este país". A comienzos de año había aceptado como válidas las pruebas ofrecidas por el jugador alemán de tenis de mesa, Dimitrij Ovtcharov, intoxicado durante una concentración en China.

Alberto Contador, mientras tanto, espera que en la tercera semana de enero, justo antes de la Vuelta a San Luis, en la que pretende empezar el curso 2012, el Tribunal de Arbitraje del Deporte emita el laudo sobre el arbitraje que tuvo lugar el pasado mes en Lausana (Suiza). Antes toca concentración en Canarias.

No hay comentarios:

Publicar un comentario