25 abril 2015

El bosón de Higgs es la partícula de Dios

A cualquier físico que se le preguntase ayer si el hallazgo de esta nueva partícula presentada en Ginebra desencadenaría la concesión de algún premio Nobel respondía sin dudar: «Por lo menos hay uno claro, el de Peter Higgs». El físico teórico inglés, nacido en Newcastle hace 84 años, fue el foco ayer de todas las miradas, tanto en Ginebra, donde pudo ver en persona y con gran emoción la presentación de los resultados de sus colegas, que con un grado de certeza más que aceptable dan por buenas las predicciones del mecanismo que él enunció de forma teórica en 1964.

La repercusión y el reconocimiento de la comunidad científica llegó hasta tal punto que algunos de los especialistas más importantes del mundo clamaron por la concesión del máximo galardón científico. «Es un resultado muy importante y Peter Higgs se merece el Nobel por este motivo», escribió el astrofísico más famoso del planeta, Stephen Hawking, quien no vaciló a la hora de pedir a la Academia Sueca que se le conceda el galardón.

Para Hawking, los resultados anunciados por el CERN sobre la existencia de una nueva partícula «indican de manera contundente que hemos descubierto el bosón de Higgs». Y muchos de los máximos expertos en física teórica del mundo tienen la misma opinión que Hawking.

Higgs describió las ecuaciones que predicen la existencia de una partícula nunca vista, pero necesaria para que funcione el modelo sobre el que se basa toda la Física actual, con la única ayuda de un lápiz y un papel. No deja de resultar paradójico pensar que la Gran Ciencia europea ha tenido que hacer una inversión de unos 4.000 millones de euros para construir una máquina capaz de generar la energía suficiente como para comprobar la existencia de algo imaginado y plasmado en un simple folio.

Pero la inversión, el esfuerzo y más de 20 años de trabajo de sus colegas en el CERN dieron ayer sus frutos y demostraron la existencia de una partícula que, «si no es el bosón de Higgs, es algo que se le parece mucho», como explicaba ayer el jefe de la división de Física de Partículas del Ciemat, Marcos Cerrada. En todo caso y aunque hagan falta aún más comprobaciones para asegurar si se trata de la partícula más buscada por la ciencia actual, los investigadores han podido demostrar la existencia de una partícula con esas características, confirmando así el Modelo Estándar de la Física.

A pesar de la importancia que la comunidad de físicos le dio y del reconocimiento de los más importantes especialistas del mundo, Peter Higgs prefirió mostrar su cara más humilde y no quiso eclipsar los resultados que demuestran la existencia de una nueva partícula consistente con el bosón predicho por él mismo.

En la rueda de prensa ofrecida en Ginebra y en la que estaba el físico inglés entre el público, varios periodistas quisieron conocer su opinión y el veterano físico teórico respondió con calma: «Permítanme que no conteste, porque eso desviaría la atención de lo realmente importante que estamos tratando hoy aquí».

No hay comentarios:

Publicar un comentario