06 mayo 2014

Altos cargos de la Junta tienen ADSL que le pagamos entre todos

No sólo el vehículo oficial, el pago del alquiler de la vivienda, el ordenador portátil o el teléfono móvil. La Junta de Andalucía también costea la conexión a internet de domicilios particulares de algunos altos cargos y empleados con el argumento de que es una necesidad para que se pueda trabajar a distancia.

El ADSL para sedes no administrativas está recogido en el catálogo de servicios de la red de accesos de baja capacidad, uno de los nueve lotes que conforman la red corporativa de telecomunicaciones de la Junta de Andalucía y que la Consejería de Economía, Innovación y Ciencia adjudicó en febrero de 2011 por un montante de 184,31 millones de euros (IVA excluido).

A preguntas de este periódico, fuentes de la Consejería de Economía, Innovación, Ciencia y Empleo indicaron que la Administración autonómica sufraga actualmente 319 accesos a internet no corporativos, de los que la mitad –160 exactamente– son los instalados en centros de día de mayores. Los 159 restantes corresponden a viviendas particulares y a los puntos de que dispone la Junta para hacer pruebas de acceso desde el exterior a servicios electrónicos que presta, sin que pudieran precisar cuál es ese reparto.

Las fuentes dijeron que el criterio que se sigue para autorizar el ADSL residencial es que se constate que "las circunstancias personales del trabajador o del alto cargo aconsejen disponer de conexión fija" para que se pueda realizar teletrabajo.

Como ejemplo, citó el caso de directores generales con necesidades de firma electrónica "de forma recurrente". "Es una necesidad administrativa, no un lujo", justificaron.

Se da la circunstancia de que algunos de los altos cargos que disponen de ADSL gratis en sus domicilios o que lo han llegado a solicitar cuentan con ordenador portátil y teléfono móvil con conexiones a internet que ya sufraga la Junta.

Es el caso de la directora gerente de la Agencia de Defensa de la Competencia de Andalucía, María Victoria Román, que a finales del pasado mes de marzo pidió al departamento que gestiona la red corporativa de telecomunicaciones de la Junta un acceso ADSL para su domicilio particular.

Según ha podido conocer este periódico, Román venía disfrutando en casa de internet gratis por que lo sufragaba la Consejería de Empleo, dado que su marido es el ex consejero Manuel Recio. La nueva petición se produce a raíz de que, meses después de que Recio dejara esa responsabilidad, Empleo diera de baja esa conexión.

No hay comentarios:

Publicar un comentario