Entradas

Mostrando entradas de junio, 2015

El jazz es un choque de trenes

Imagen
Habla con pasión de la escritura de Ruiz Zafón, para después verbalizar su admiración desmedida por el genio avanzado de Picasso.

También presume de amigos y compañeros como Herbie Hancock y cita a Stephen Hawking o al bosón de Higgs para explicar las partículas de su propia divinidad jazzística. Wayne Shorter (Newark, 1933), leyenda viva del jazz contemporáneo, compareció ayer ante los medios de comunicación con motivo de su participación, esta noche, en la 36º edición del Getxo Jazz. Y todo fueron lecciones: de música y de vida.
El venerable saxofonista que ocupará un púlpito privilegiado en el segundo gran quinteto de Miles Davis se presentó ante la prensa tremendamente afable y cercano, muy lejos de los divismos que a veces rodean a este tipo de estrellas.

Acompañado de su actual pareja, Carolina, Shorter habló de lo divino y de lo humano, de cuestiones que para él están íntimamente relacionadas. «Lo importante es atender al constante desafío creativo, crear el momento mágico a t…

Los dioses jamás responden de sus actos

Imagen
Hoy la Iglesia Católica se alboroza. Se ha descubierto una nueva partícula, conocida popularmente como la partícula de Dios. La Iglesia, por boca del presidente de su Pontificia Academia de Ciencias, mantiene, sin dar prueba alguna, que esa partícula es creada y destruida por Dios cada billonésima de billonésima de segundo, que es lo que dura. En casi todas las leyendas creadas por el ser humano a su imagen y semejanza, los dioses, esos seres que no responden jamás de sus actos, crean el mundo a partir del agua, del aire o de la nada.
El mundo es materia; y es energía, que es la materia en movimiento o la transmisión del movimiento de la materia a grandes distancias mediante excitaciones de los campos que esa materia genera. Pero, ¿qué es la materia? Si la energía se propaga mediante ondulaciones de campos que no se mueven, si esa propagación se realiza a la velocidad de la luz, la energía no resiste el ponerse en movimiento. Pero la materia sí lo hace. Para mover materia se necesita…

Ver y fotografiar el famoso bosón de Higgs

Imagen
El bosón de Higgs no es algo que podamos tocar, ver o fotografiar. No es algo fácil de entender ni de demostrar. Pero ha sido uno de los mayores atractivos de la ciencia moderna en las últimas décadas y una de las mayores fuentes de inspiración para científicos y no tan científicos. Es complejo pero permite responder a preguntas sencillas, y ahí reside su misterio. 
La euforia desatada entre los físicos por su casi seguro descubrimiento el miércoles en el CERN (Organización Europea para la Investigación Nuclear) de Ginebra ha llevado a algunos de los máximos exponentes de la Física mundial a asegurar que se abre una nueva era para esta disciplina.
Ese halo enigmático del Higgs empujó a un hábil editor literario a proponerle al Nobel Leon Lederman La partícula de Dios como título para su libro, e hizo que el físico aceptara a sabiendas de que se transformaría en un formidable reclamo.
El público y la prensa mordieron de inmediato el anzuelo. Y hasta la Iglesia consideró que era juez y…